Café con Piernas en Chile

De lunes a viernes andar por el centro de Santiago, en Chile, es una verdadera locura. Todos caminan como locos, apurados, vigilantes, denotando que no hay tiempo para nada. Pero dentro de esta agitada selva de cemento, emerge lo que para muchos de los estresados hombres es el oasis mismo. Un pequeño paraíso en medio del ruido que los hace sentirse aliviados, relajados y en donde por unos cuantos minutos pueden verse "libres" de las tensiones.

Ese pequeño paraíso del que hablamos es el popular Café con Piernas, un lugar que como muchos saben es atendido por atractivas y simpáticas chicas, las que se esmeran para que el cliente se sienta de lo más cómodo y para que, por supuesto, vuelva al local. Allí siempre será bien recibido con toda la amabilidad y coquetería que les caracteriza. Qué mejor entonces que tomarse un café, saludar de beso a una de estas chicas casi como si fueran amigas de toda la vida, conversar de lo lindo y, de paso, recrear la vista?.





Hace unos cuantos años, uno de los más conocidos cafés del centro, el Barón Rojo, hizo furor con el mítico "Happy Hour", una especie de episodio que se daba en sus locales, a cualquier hora del día, en donde una de sus chicas a parte de servir café, ofrecía un show de striptease para los afortunados que se encontraban en el interior del lugar. De eso muchos han afirmado que es pura leyenda, pero el rumor quedó como uno de los mitos del "grupo de amigos" y al parecer se convirtió en el motivo que hizo florecer drásticamente varios locales del rubro aprovechando el auge que en su momento tuvo este lugar.

Así aparecieron más de una treintena de locales, con una clara competencia por convertirse en el mejor, lo que llevó a muchos a utilizar otros "valores agregados" que ya no sólo consistía en servir café con una agradable compañía, lo que terminó por desprestigiar al rubro ganándose además el recelo de las autoridades que terminaron por cerrar muchos de estos que incurrían en prácticas ilegales. Hoy el negocio ha dejado atrás la polémica y el rechazo de varios sectores y ha logrado limpiar su imagen dejando sólo a los que jugaron limpio y que se dedicaron a ejercer el negocio como tal.





















El trabajo de documentación corresponde al fotógrafo Edward van Herk, nacido en 1974 en los Países Bajos, cuyo interés por la fotografía de documentación comenzó en 2003, tras la pérdida de un hijo. Había sido piloto de una aerolínea antes, lo cual le permitió conocer muchos lugares para documentar.
Reacciones:

1 comentario:

  1. Genial aporte pela !
    Un buen retrato urbano en las tinieblas de la noche de Santiago

    Diego (Tripiati)

    ResponderEliminar