Daniel Mordzinski y los Escritores

Fue Julio Cortázar el que hizo que Daniel Mordzinski (Buenos Aires, 1960) viajase a París en 1980. En Buenos Aires había estudiado cine y durante un documental sobre Jorge Luis Borges -en el que Mordzinski trabajaba como ayudante de dirección- le hizo una foto al escritor con una cámara prestada por su padre. No mucho después de llegar a la Ciudad de la Luz celebró su primera exposición: sus temas por entonces eran la calle, los vagabundos, la gente. 

Por supuesto uno de los invitados a dicha exposición fue Julio Cortázar. A partir de ese día, Daniel Mordzinski dió comienzo, y confirmó definitivamente, el comienzo de la “serie” que iba a ser el tema central de su carrera como fotógrafo: los escritores. De ese modo empezaba a manifestarse su doble pasión por la literatura y la fotografía. Y por su cámara han pasado escritores (de todos los géneros) de casi todo el mundo, aunque sobre todo latinoamericanos y españoles.

Daniel Mordzinski ha reconocido que de todas las fotografías, son las de los autores literarios las que hace “menos mal”, ya que toma las instantáneas “con el oído, escuchándolos”. En este sentido, ha reconocido que de 20 minutos que pasa con cada escritor, 18 minutos los dedica a escuchar, uno a hablar con ellos y el minuto restante a realizar la fotografía. El objetivo de estas fotos es, para el artista bonaerense, “romper la distancia entre autor y lector”, ya que “una cosa es el escritor y otra, su obra”, algo que ha ejemplificado en Ernesto Sábato, cuya literatura es “muy oscura” aunque él poseía“un enorme humor”.





















Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario