El santuario Qollur Rit'y - Mateo ferrari


 QOLLUR RIT'Y es un santuario religioso del mundo andino, representa a un Cristo Crucificado cuya silueta esta plasmada en un roca; este santuario está ubicado en el paraje de Sinak`ara por encima de los 4,800 m.s.n.m., al pie del nevado de Qolquepunco en plena cordillera oriental de los Andes (Vilcanota), junto al pico del Ausangate, jurisdicción de la comunidad de Mahuayani distrito de Ocongate, provincia de Quispicanchi, departamento del Cusco.


Esta peregrinación atrae a más de 20.000 fieles, muchos de ellos enmascarados bailarines y personajes; el evento es una de las más importantes manifestaciones de la religión andina, en la que se da mucha importancia al culto indígena a las montañas y los espíritus que habitan dentro de ellos. Cuatro horas de peregrinación los llevan al santuario. Muchas personas toman un lavado en aguas heladas que corren por debajo de los nevados y de picos más altos. El agua purifica al pueblo y es necesario para entrar en una nueva dimensión de vida y el flujo de energía divina entre al hombre. Su origen probablemente se remonta al año 1780, fecha que coincide con el levantamiento revolucionario del prócer de la independencia Tupac Amaru II.


Según cuenta el buen Felipe Achahui Tapia, presidente de la hermandad del Señor de Qoyllur Rit’y, la santa vista nevada se viene rediseñando desde hace ocho años, aproximadamente. Nostálgico, comenta que en esa época aún se podía ver la nieve. Se puede sentir su tristeza en cada bocanada de frío, en especial cuando habla del famoso calentamiento global.....
Lo que cuentan los más antiguos es que antes la zona blanca llegaba hasta la gruta de la Virgen, pero ya no. Ahora se ve tan lejana, tan distante. Esto, indudablemente, nos preocupa y mucho. Se calcula que ha desaparecido en un 40% la nieve.

Achahui agrega que la gente ha tomado conciencia sobre la problemática que viene afectando a la zona, de tal manera que ahora se han impuestos algunas prohibiciones, normas que en años pasados eran impensables. Así, cuenta que ahora sólo personas autorizadas pueden subir al nevado, es decir, los representantes de las ocho naciones incas y alguno que otro periodista o turista. El resto no. Los comunes mortales están condenados a celebrar cada una de las misas que se desarrollan en el templo. Igual, son bienaventurados.

Las fotos anteriores pertenecen a David Ducoin.


























Mateo Ferrari es un fotógrafo italiano (obviamente) del cual no existe mucha info (en español) en la red. Su trabajo se enfoca principalmente en la moda; pero se ve que aquí, con la serie Nuestro Señor de Qollur Rit'y.....la flasheó mal, y no es para menos.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario