Klimpt: benéfica y fotográficamente - Inge Prader

Gustav Klimt fue un pintor simbolista austríaco, con un estilo personal muy ornamentado. Encontró en el desnudo femenino una de sus más recurrentes fuentes de inspiración, sus obras están dotadas de una intensa dosis de erotismo y sensualidad.

Inge Prader es una fotógrafa austríaca que participa en una campaña benéfica que recauda fondos para ayudar a la lucha contra el Sida, esta campaña se llama “Life Ball” y se organiza anualmente en el interior del Ayuntamiento de Viena, como muestra del compromiso que la capital austríaca ha adquirido en la lucha por erradicar esta enfermedad.
La relación entre el pintor y la fotógrafa no es otro que las maravillosas interpretaciones que la austríaca ha realizado de su compatriota Klimt.
 





 




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario